Archivo mensual: enero 2009

Motoo

Hoy fue un día padrísimo porque me divertí mucho, fui a la escuela de música y paseé en moto a altas velocidades (no le digan a mis pas)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo registros

¿qué es esto?

¿Qué es esto que siento? Es tan fuerte como para sacar lágrimas de mis ojos, tan fatal como para derrumbar mi espíritu, tan agudo como para atravesarme el corazón, la resonancia tan intensa como para hacer que mis piernas, mis brazos, mis dedos, mi cabeza, los dedos de mis pies tiemblen y pierdan las fuerzas…

…Pero no es suficiente como para parar mi corazón y terminar de una vez con tanto dolor.

2 comentarios

Archivado bajo cementerio de sueños

frustración

Wanna touch ur soul…

…can’t do it any more.

Deja un comentario

Archivado bajo Breves

Divague

Solamente conozco una persona que sé que me lee siempre, o cada vez que puede… de ahí en fuera escribo como si fuera un náufrago gritando en lo más alto de un peñasco en una isla desierta, con la esperanza que alguien lo escuche pero con la libertad que le da el  pensar que está solo y que en realidad nadie lo escuchará y sus palabras se desvanecerán cuándo la corta vida del eco se agote.

Soy una persona extremadamente sensible… y eso… eso trae muchas ventajas claro, es una herramienta que me permite ser my artísitica, espiritual, creativa y sensible a las personas, compasiva, ver cosas que otros no ven… etc… pero por otra parte se convierte en un defecto cuando me vuelvo extremadamente susceptible y esto me causa inseguridad y entonces la creatividad, lo espiritual, lo sensible a las personas desaparece o en otras palabras vale #$”%$#. Vivir se convierte en algo así como un campo minado lleno de dolor dónde cada vez que me canso y no lo soporto más que quedo inmóvil un tiempo, hasta dar un respiro y volver a tomar valor para cruzar el campo minado… ahí al lugar dónde se curan las heridas.

Quisiera un cambio, quisiera otro cambio radical en mi vida, de lugar, de personas, de todo. Sin embargo las circunstancias no me lo permiten tal y como yo lo quiero, así que tendremos que conformarnos con una adaptación al plan, que aún no hago.

Le confieso al mar, a la luna, al viento y a mi único lector frecuente que… ¡Dios no puede ser! me distraje y lo olvidé… jaja ¿sabían que tengo 710 correos sin leer? xD wooow

Escribiría más pero ya se hace de noche, no tenía sueño, ya tengo. Mañana clase de 7am :p esperemos que sea un mejor día. Tengo muchas cosas que pensar :p.

Deja un comentario

Archivado bajo cosas sobre mí, Divagando

¿Qué música te gusta?

Hoy escuchando a Yann Tiersen encontré, sin buscarla, la respuesta para esa incómoda pregunta que odio contestar y que siempre todo el mundo hace, no sé porqué y a la cuál siempre contesto con una larga explicación que acaba no explicar nada o con un “de toda” para salir del lío. Encontré una respuesta  a la trillada frase: ¿qué música te gusta?.

Ale- Me gusta de la música lo mismo que me gusta de la literatura: que te transporte a lugares inimaginables, que te haga vivir lo que no has podido y quizá jamás podrás vivir, que cree una nueva realidad a tu alrededor y que te cambie un poco el corazón.”

Es un rollote también y ya veo venir las preguntas después de eso o la cara de what o el “ah ok, a mi me gusta de todo menos el regetón”

No me gusta casarme con un género, no me gusta sentirme siempre igual. Me encanta la “música clásica” (o más bien a lo que la cultura popular ha llamando música clásica) porque existe una gran colección de ambientes y sensaciones complejas, originales, creativas de gente que verdaderamente ha estudiado la música… pero no me caso con ella, ni con ninguna.

Ahora, nunca nadie quiere escuchar mis originales ambientaciones xD.  La música de fiesta es música de fiesta, la banda es para cuándo estás pedo, la música acá en inglés, hiphopera pop electrónica o ve tu a saber qué es cuándo vas en el carro camino a un antro fresa y en el antro fresa solo ponen electrónica y cuándo ya te quieren correr unas canciones retro que siempre son las mismas… Y me aburre todo esto, me aburre demasiado y no se como los demás no se aburren.

Ya en serio ¿No se aburren? Alguien respóndame porfis xD

Fin del post. Cambio y fuera

3 comentarios

Archivado bajo Filosofía de ale, musica

En el borde

Al borde de un abismo.

¿Es oscuridad lo que hay abajo

o néctar dulce

lo que vas a darme?

freedom_by_melgama

Deja un comentario

Archivado bajo Breves

En la eternidad

En el principio del mundo estabas tu y estaba yo.

Nuestra primera canción juntos vino del centro de la tierra, tan antigua que nuestras almas y el mundo no se terminaban de separar aún y este respiraba y cuándo respiraba todo tronaba y retumbaba y enormes remolinos de viento salían como bocanadas furiosas del suelo.

Nuestra primera canción juntos, antes de salir de la arcilla y ser hombres, hombre y mujer,  la hicieron nuestros corazones latiendo dentro de la tierra.

En la inmensidad del mundo, por todas las tierras aún sin nombre corría un tremendo sonido grave, magnífico y  toda la creación esperando por nosotros retumbaba con nuestra primera canción Bom Bom bom bom…………..Bom Bom bom bom………….. Bom Bom bom bom…………..Bom Bom bom bom…………..Bom Bom bom bom………….. …………..Bom Bom bom bom………….. y el retumbar de la tierra rooom roooom rooooom roooom BOOOM y entonces emergimos de la tierra y nuestros corazones seguian haciendo canciones.

Desde entonces hicimos canciones para poner nombre a todas las tierras, a las montañas y los lagos y cantábamos la canción del río y la del sol y la del ave a quien la traicionaba un viento feroz y la de la semilla que se convertía en un árbol y la de la luna que iba muriendo para luego revivir… pero sobre todo cantábamos la canción de nosotros la canción que resonaba en la eternidad, la que en el principio de todo aprendió la tierra y los vientos, y el mar y el volcán y el rayo al compás de nuestros corazones.

Recuerdo aquel día en que pusimos nombre a todas las estrellas. Levante mis manos y traté de tocarlas… luego tu hiciste lo mismo, pero no pudimos.

La siguiente noche subimos juntos a la gran montaña y desde ahí tampoco pudimos tocarlas. Entonces lloramos.

Las pequeñas lámparas de luz del cielo se metieron tan dentro de nuestros corazones que nunca pudimos dejar de anhelarlas, era una espina bien fina, bien enterrada.

Una noche nos miramos a los ojos y comenzamos a flotar girando alrededor, uno del otro con nuestras miradas ligadas, primero muy despacio luego más y más rápido. Te tomé de las manos y tu me apretaste muy fuerte. Subíamos cada vez más hacia las estrellas y yo no dejaba de mirarte a los ojos. El giro se volvió vertiginoso y cada vez teníamos que tomarnos más fuerte de las manos. Nuestras fuerzas se derrumbaban, nuestros ojos se mojaron y comenzaron a llover y entonces sentí la última caricia de tus manos mientras resbalaban de las mías y seguíamos girando… cada vez más lejos, más lejos.

Mis ojos seguían lloviendo pero ya no podía ver los tuyos.

Vi como tu pecho empezaba a brillar, brillaba cada vez más y más hasta que te cubrió por completo el brillo, mientras te alejabas te convertías en una estrella y volví a estirar mis brazos para tocarte pero estabas demasiado lejos. Entonces recordé la noche en que pusimos nombre a todas las estrellas y deseamos tocarlas. Ahora podía tocarlas todas. Eran frías y rígidas. La que estaba en tu corazón debía ser tibia y suave, esa, la que se alejaba cada vez más. Y la miraría hasta que desapareciera. La miraría hasta el último segundo que brillara.

en el principio

Deja un comentario

Archivado bajo cuentos