Ale no está muerta

Mi corazón ya no es como antes. Ahora está lleno de cicatrices. Es más corrioso y perdió flexibilidad.

Cuesta más trabajo moverlo de un lado a otro que antes, cuando era nuevo.

Sin embargo el punto es nunca dejar de hacerlo, nunca dejar de amar aunque duela más, nunca dejar de cambiar aunque eso signifique mover demasiadas heridas que pueden volver a abrirse.

Siempre sonreir y no dejar de hacerlo…

Una vez le dije a mi mamá, cuando era adolescente, que los adultos era muy difícil que cambiaran, quizá porque habían vivido demasiado y ya tenían muy arraigadas sus ideas, sus sentimientos, sus historias…

No quiero que me pase eso, ¡quiero ser libre siempre! y aunque cueste que lata igual mi corazón lleno de cicatrices lo espondré a misma vida en carne viva.

Ale no está muerta

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Divagando, sentimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s