Archivo mensual: noviembre 2007

Mis íntimas convesaciones con mi amado Jesús

Yo- Jesús, quiero hacer todo por ti, quisiera dar mi vida por ti pero sé que no lo haría. Aún así eres lo que más amo. No voy a pretender que te amo más de lo que te amo. Aunque seas lo que más amo en esta vida, aunque me hayas enamorado y yo te haya dicho que sí. Sé que nuestra relación puede crecer más, sé que esto puede ser más perfecto, de mí para ti porque sé que tu amor hacia mí es infinito, sólo tengo que dejar que me ames, tengo que permitirlo. Enamórame más de tí.

Jesús- Dame la oportunidad. Toda la creación  la he hecho para llamar tu atención, todo el amor del mundo lo puse ahí para llamar tu atención y que me des esta oportunidad de enamorarte. Y si ya has empezado a enamorarte de mi ¿Qué tanto quieres amarme?

Yo- Quiero amarte todo lo que pueda llegar a amarte, jamás terminará mi amor de crecer.

Jesús- Dame la oportunidad. Date la oportunidad. Date tiempo. ¿Cómo vas a amarme si no es conociéndome?

Yo- ¡Bendito y alabado seas! Te amo te amo te amo! ¡Tu amor es infinito!… ¡Tu amor es infinito! Me estás enseñando como amar ¿cierto?

Jesús- 😉

Yo- Amar solo contigo.

Amar a Dios no sólo involucra a una persona y a la otra, sino al ser con todo lo creado, con todo lo existente y con su creador. Al absoluto. Une al ser con su creador y con toda su creación y también con él mismo. Amar a Dios es ser uno con el universo. Es regresar al seno del padre.

El hombre no está completo hasta que encuentra una mujer que lo complementa, lo mismo que la mujer. Pero el hombre sin Dios, aunque siga siendo un hombre,  es sólo un hombre que muere cuando muere, es una hoja arrancada del árbol, es un bebé que se salió del seno de su madre que le da vida y ahora yace, esperando la muerte. El hombre con Dios… al hombre con Dios no hay palabras para nombrarlo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo amor, Rey de reyes, sentimientos

Soberbia

Soberbia y estupidez es creer que el hombre puede comprenderlo todo.

Es soberbia y estupidez pensar que la complejidad del universo, de la vida, de la sociedad y del hombre mismo cabe en tu cabeza. Es como si trataras que en el cerebro de una hormiga entrara el concepto del amor.

¿Si yo no veo el árbol entonces no existe? ¿Si no me entero de las matanzas, de las guerras y la injusticia estas dejan de existir? ¿Si soy indiferente a tus sentimientos entonces dejas de sentir?  Tan estúpido como creer en “mi propio Dios”, tan estúpido como ser un necio aferrado a mi propio criterio racional, tan estúpido como creer que, como todos los puntos de vista son válidos todos ellos son muchas verdades.

La verdad es, está ahí y es una. La conozcamos o no,  es una y es absoluta y sería soberbio pensar que puedo conocerla del todo porque conocer lo absoluto sería ser Dios.

Soberbia y estupidez que divide religiones y familias.

Soberbios nosotros los católicos porque pensamos que nadie puede llegar a la santidad en otra religión.

Soberbios los protestantes porque su origen es soberbio, porque rechazan miles de años de tradición por creer que ellos tienen la verdad y son rebeldes en vez de obedientes.

Soberbios los musulmanes que no están dispuestos a escuchar nada más. Soberbia que justifica la guerra santa.

Soberbia es pensar que Dios va a responder al nombre de Dios y no de Alá o Yavhé o Zeus porque al fin y al cabo es el corazón quien lo llama.

Soberbia es la que hace que estemos divididos todos los que buscamos la verdad.

¿Si la lucha es contra el mal y no contra los hombres porqué nos peleamos entre hermanos?

Soberbio el que cree que no necesita a los demás.

Todos podemos aprender de todos hasta del más pecador porque la divinidad está en todos lo hijos de Dios.

Soberbia es pensar que yo soy bueno y el otro es malo

Soberbia es ser malagradecido.

Soberbia pensar que yo soy por mi mismo.

Soberbia, el pecado más antiguo, el primero, el que perdió a Satanás.

Combátelo con humildad

Humildad es vivir necesitando de otros sabiendo que todos son mis hermanos, divinos como yo y que siempre pueden enseñarme algo más, humildad de admitir que no lo sé todo y nunca lo sabré, humildad para recurrir a Dios en toda ocasión. Humildad que justifica la maldad de los demás.

La humildad abre las puertas a la santidad.

Deja un comentario

Archivado bajo amor

Tengo miedo

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No más  dolor del que pueda soportar, solo eso, que no me hunda. O tanto tanto tanto que me fulmine. Pero entonces nada valdría la pena.

Deja un comentario

Archivado bajo Breves

Heroe de tu propia vida

Todos somos heroes

¿Si no como es que estaríamos aún en pié?

Todos luchamos para y por el amor

Todos luchamos contra nosotros mismos

Y las torturas crueles que hemos recibido en el corazón

Y el dolor insoportable que nos ha hecho negarnos a nosotros mismos

Y las caídas duras

Y el desánimo

Y el sentir que lo perdimos todo

Y el perderlo todo

Pero levantarse

Y levantarse

Y luchar

Y seguir

Ni grande ni héroe es aquel que conquista países, que conquista esclavos, tesoros, dinero, poder, prestigio.

Grande el hombre que logró vencerse a sí mismo

Grande el hombre humilde y no soberbio

Grande aquél que conquistó el amor

Levántate, esta vida es tu oportunidad de ser grande

Deja un comentario

Archivado bajo amor