Archivo mensual: agosto 2007

¬¬

Para aquellos que tenían la esperanza de que mejorara mi ortografía:

Mi maestra de redacción y ortografía dice que la “o” es una vocal débil…

¬¬

…entre otras genialidades…

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo bobos, Breves

El hombre y la mujer

El hombre es la más elevada de las criaturas;
la mujer es el más sublime de los ideales.
Dios hizo para el hombre un trono,
para la mujer un altar.
El trono exalta;
el altar santifica.

El hombre es el cerebro,
la mujer el corazón,
el cerebro fabrica la luz;
el corazón produce el amor.
La luz fecunda, el amor resucita.

El hombre es fuerte por la razón;
la mujer invencible por las lágrimas.
La razón convence;
las lágrimas conmueven.

El hombre es capaz de todos los heroísmos;
la mujer de todos los martirios.
El heroísmo ennoblece;
el martirio sublimiza.

El hombre tiene la supremacía;
la mujer la preferencia.
La supremacía significa la fuerza;
la preferencia representa el derecho.

El hombre es un genio;
la mujer es un ángel.
El genio es inmensurable;
el ángel indefinible.

La aspiración del hombre es la suprema gloria,
la aspiración de la mujer es la virtud extrema.
La gloria hace todo lo grande;
la virtud hace todo lo divino.

El hombre es un código;
la mujer un evangelio.
El código corrige,
el evangelio perfecciona.

El hombre piensa;
la mujer sueña.
Pensar es tener en el cráneo una larva;
soñar es tener en la frente una aureola.

El hombre es un océano; la mujer es un lago.
El océano tiene la perla que adorna;
el lago la poesía que deslumbra.
El hombre es el águila que vuela;
la mujer es el ruiseñor que canta.

Volar es dominar el espacio,
cantar es conquistar el alma.
El hombre es un templo;
la mujer es el sagrario.
Ante el templo nos descubrimos;
ante el sagrario nos arrodillamos.

En fin:
El hombre está colocado donde termina la tierra;
la mujer donde comienza el cielo.

Victor Hugo

—————————————————–

Yo no sé ustedes pero este poema se me hizo tan hermoso que tengo lágrimas en los ojos… ¿Dónde queda el machismo o el feminismo extremo? En un mundo donde la humanidad está incompleta.

1 comentario

Archivado bajo citas

Nuestra lengua

“Hablo en italiano con los embajadores; en francés, con las mujeres; en alemán con los soldados; en inglés con los caballos y en español con Dios.”

Se le atribuye a Carlos V.

Hay muchas versiones de esta frase y no sé cual es la verdadera, de hecho dudo que alguien sepa con certeza. Pero esta versión me gusta. Me hace pensar en lo bonito que es el español.

En inglés dice así:
‘I speak Spanish to God, Italian to women, French to men and German to my horse’

Deja un comentario

Archivado bajo Breves, citas

La verdad

No temo hablar de la verdad porque cuando una persona la escucha la reconoce (porque viene de la verdad) y resuena en su corazón aunque su mente la contradiga y sus sentimientos sean de enojo o de odio, al final la verdad permanece.

Deja un comentario

Archivado bajo Breves

Renuncia

Como quisiera ser más valiente y no tener que llorar cuando tomo desiciones correctas. Es difícil confiar en Dios a veces porque desafía la propia psicología, desafía todo, mi lógica, mi razonamiento, mis miedos, mis metas, mis intereses, mis caprichos, mis experiencias y hasta mis propios sentimientos.

Pero qué puedo hacer, te entregué mi vida, cada día repito las palabras “hágase tu voluntad” porque confío tí.

Pero no puedo evitar llorar… Me siento a veces tan fuera de lugar en la escuela, la carrera, no entiendo que es lo que quieres que haga ahí, sin embargo sé que es mi lugar. Me siento tan verde para enfrentarme al mundo… A veces quisiera regresar a la pancita de mi mamá donde todo era bonito y calientito y me sentía protegida, el mundo no podía hacerme daño, quisiera poder regresar ahí hasta que madurara lo suficiente como para enfrentar la vida, pero no puedo y me cuesta trabajo entender todo esto.

Me duele, me duele mucho tener que desprenderme de él,  yo creí que era un regalo tuyo, una esperanza para poder amar. ¿Por qué? no lo entiendo, siento como si me dijeras “no te lo mereces” aunque sé que no es verdad y que todo lo que haces pasa por algo y en obediencia ciega yo te escucho y te obedezco… Que duro es renunciar a mí, que doloroso, que duro renuciar a él, que duro es el sacrificio y que sola me siento a veces en medio de todo esto, que vacío a veces me invade, miedos y temores contra los que tengo que luchar cada día, pensamientos negativos, pesimistas contra los que estoy en guerra… Cansada. Consuélame, enséñame, que no tarde mucho en ponerse bien todo, enséñame que todo esto vale la pena, sé que lo vale pero porfavor que sea pronto…

Te quiero niño

2 comentarios

Archivado bajo cosas sobre mí, sentimientos

“Reprimido por la sociedad”

“Reprimido por la sociedad”

Es una frase que está muy de moda, pero ¿qué es lo que la sociedad reprime?.

Primero quiero empezar con un preámbulo definiendo sociedad (hoy lo aprendí en la escuela) ayudándome de definiciones de un tal Norbert Elías que me cayó muy bien.

Él dice que para definir sociedad debemos de romper con la visión egocéntrica de la sociedad con la cuál iniciamos nuestra conciencia del mundo. Esto quiere decir que en los primeros años de nuestro desarrollo tendemos a ver al mundo como objetos y a las personas también como objetos.

La sociedad es un fenómeno muy curioso y difícil o más bien imposible de comprender del todo básicamente por la misma razón que Dios es imposible de comprender: es algo de lo que formamos parte. Al formar parte nos vemos limitados a conocer cierta parte pero no el todo.

La sociedad es una fenómeno recíproco. Al crecer vamos formando nuestra conciencia de nosotros mismos a partir de lo que la sociedad nos aporta. “Mamamos” nuestra conciencia: soy hombre, soy mujer (en términos que la sociedad define), soy una persona, soy hijo, soy hermano, lo que hago repercute en los demás, mis acciones tienen consecuencias. También aprendemos el lenguaje que es algo meramente social. Y al ir formando nuestra conciencia del yo individual y yo social también vamos aportando a la sociedad e inflluyendo en la sociedad.

Ahora, para formarnos esa conciencia obviamente nos enfrentamos a la prueba y el error. Freud (hoy también lo ví) nos habla de tres componentes básicos de la personalidad:

*El ello- Es la parte que contiene todos los impulsos, necesidades, instintos, etc. En otras palabras es nuestra parte animal que se maneja por el placer que sentimos y por los instintos.

*El superyo- Inhibe los impulsos socialmente indeseables del ello.

*El yo-Es el mediador entre el ello y el superyo, busca satisfacer al ello con conductas socialmente aceptables.

Lo sano es lograr un equilibrio.

Ahora. Cuando nacemos, nacemos sin conciencia de nosotros mismos ni de la sociedad y totalmente manejados por el ello.  Poco a poco nuestro ello va siendo “reprimido por la sociedad”, es decir, nuestras conductas como babear todo (etapa oral de Freud), defecar por placer(etapa anal de Freud), andar desnudo, agarrarse los genitales, tomar lo que se nos antoje aunque no sea nuestro, agredir a otras personas nos son reprimidas, nos damos cuenta que no son socialmente aceptadas. Estas represiones son vitales para nuestro desarrollo.

Muchas veces se dice que la sociedad reprime tal o cual conducta que son “naturales”, no debemos asustarnos, nos han sido reprimidas conductas naturales desde nuestra más temprana edad para formar nuestro yo.

Si estas conductas no se nos reprimieran entonces no seríamos diferentes de los animales, ya que el ello nos dominaría por completo y, lo que nos hace personas es precisamente la conciencia de uno mismo y esta conciencia de uno mismo surge como resultado de la interacción con la sociedad, es decir, no se puede tener conciencia de uno mismo sin la sociedad.

Entonces al afirmar que las conductas naturales, instintivas o impulsivas socialmente inaceptadas no debe ser reprimidas por truncar la libertad del individuo podríamos afirmar también que la libertad plena consiste en perder la conciencia social (lo cual es imposible) y regirnos por el ello, es decir, renunciar a la parte de nosotros que nos separa de los animales.

La libertad verdadera de un ser que no sólo es animal, sino parte de la sociedad (persona) y templo de Dios (parte divina, amor de los humanos) va mucho más allá de la mera satisfacción de los placeres. El ser humano tiene 3 constituyentes, siendo el último el más sublime de todos. La sociedad reprime el comportamiento animal para conseguir valores más allá de los meros placeres (relaciones humanas) y la divinidad reprime ciertas conductas sociales para alcanzar valores más allá de lo social… que sólo quien las ha experimentado puede comprender (amor, plenitud, felicidad y por supuesto libertad).

 

4 comentarios

Archivado bajo Filosofía de ale

Intuición

¿Porqué estoy sintiendo esto?

¿Qué no se supone que estoy haciendo justo lo que tengo que hacer, lo que tu quieres que haga?

¿Qué significa?

Últimamente siento algo, algo nuevo y negativo. No es frustración, ni angustia, ni tristeza… el que me siento algo incómoda y perdida, sí, siento eso pero es algo más… no es miedo, no es soledad, no es inquietud, no es nada que yo conozca. Es algo que me está robando la paz. Aparece por momentos, hoy lo sentí al ver una película de la vida de Freud en una clase, no sé porqué, una intuición de que hay algo mal. Lo siento a veces en algunas clases, es muy intenso en la escuela pero no es… no es nada que yo conozca, ayer, Domingo amanecí con esa sensación. ¿Qué está pasando?, ¿qué me estás tratando de decir?, lo siento al pensar ciertas cosas. Sé que me está hablando Dios pero ¿qué me quiere decir?.

Deja un comentario

Archivado bajo sentimientos