“Reprimido por la sociedad”

“Reprimido por la sociedad”

Es una frase que está muy de moda, pero ¿qué es lo que la sociedad reprime?.

Primero quiero empezar con un preámbulo definiendo sociedad (hoy lo aprendí en la escuela) ayudándome de definiciones de un tal Norbert Elías que me cayó muy bien.

Él dice que para definir sociedad debemos de romper con la visión egocéntrica de la sociedad con la cuál iniciamos nuestra conciencia del mundo. Esto quiere decir que en los primeros años de nuestro desarrollo tendemos a ver al mundo como objetos y a las personas también como objetos.

La sociedad es un fenómeno muy curioso y difícil o más bien imposible de comprender del todo básicamente por la misma razón que Dios es imposible de comprender: es algo de lo que formamos parte. Al formar parte nos vemos limitados a conocer cierta parte pero no el todo.

La sociedad es una fenómeno recíproco. Al crecer vamos formando nuestra conciencia de nosotros mismos a partir de lo que la sociedad nos aporta. “Mamamos” nuestra conciencia: soy hombre, soy mujer (en términos que la sociedad define), soy una persona, soy hijo, soy hermano, lo que hago repercute en los demás, mis acciones tienen consecuencias. También aprendemos el lenguaje que es algo meramente social. Y al ir formando nuestra conciencia del yo individual y yo social también vamos aportando a la sociedad e inflluyendo en la sociedad.

Ahora, para formarnos esa conciencia obviamente nos enfrentamos a la prueba y el error. Freud (hoy también lo ví) nos habla de tres componentes básicos de la personalidad:

*El ello- Es la parte que contiene todos los impulsos, necesidades, instintos, etc. En otras palabras es nuestra parte animal que se maneja por el placer que sentimos y por los instintos.

*El superyo- Inhibe los impulsos socialmente indeseables del ello.

*El yo-Es el mediador entre el ello y el superyo, busca satisfacer al ello con conductas socialmente aceptables.

Lo sano es lograr un equilibrio.

Ahora. Cuando nacemos, nacemos sin conciencia de nosotros mismos ni de la sociedad y totalmente manejados por el ello.  Poco a poco nuestro ello va siendo “reprimido por la sociedad”, es decir, nuestras conductas como babear todo (etapa oral de Freud), defecar por placer(etapa anal de Freud), andar desnudo, agarrarse los genitales, tomar lo que se nos antoje aunque no sea nuestro, agredir a otras personas nos son reprimidas, nos damos cuenta que no son socialmente aceptadas. Estas represiones son vitales para nuestro desarrollo.

Muchas veces se dice que la sociedad reprime tal o cual conducta que son “naturales”, no debemos asustarnos, nos han sido reprimidas conductas naturales desde nuestra más temprana edad para formar nuestro yo.

Si estas conductas no se nos reprimieran entonces no seríamos diferentes de los animales, ya que el ello nos dominaría por completo y, lo que nos hace personas es precisamente la conciencia de uno mismo y esta conciencia de uno mismo surge como resultado de la interacción con la sociedad, es decir, no se puede tener conciencia de uno mismo sin la sociedad.

Entonces al afirmar que las conductas naturales, instintivas o impulsivas socialmente inaceptadas no debe ser reprimidas por truncar la libertad del individuo podríamos afirmar también que la libertad plena consiste en perder la conciencia social (lo cual es imposible) y regirnos por el ello, es decir, renunciar a la parte de nosotros que nos separa de los animales.

La libertad verdadera de un ser que no sólo es animal, sino parte de la sociedad (persona) y templo de Dios (parte divina, amor de los humanos) va mucho más allá de la mera satisfacción de los placeres. El ser humano tiene 3 constituyentes, siendo el último el más sublime de todos. La sociedad reprime el comportamiento animal para conseguir valores más allá de los meros placeres (relaciones humanas) y la divinidad reprime ciertas conductas sociales para alcanzar valores más allá de lo social… que sólo quien las ha experimentado puede comprender (amor, plenitud, felicidad y por supuesto libertad).

 

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Filosofía de ale

2 Respuestas a ““Reprimido por la sociedad”

  1. uniohispanoamericana

    me encanto la aula de socilogia, felicidades !

  2. uniohispanoamericana

    por eso es que si una persona vive con un animal, actua como animal, como en la leyenda de romulo y remo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s